martes, 13 de diciembre de 2011

El deseo de ser madre

A menudo se habla de escuchar la llamada de la Naturaleza cuando llega ese momento en que el cuerpo de una mujer reclama de algún modo gestar vida en su interior, dar vida, formar parte de ella siendo madre. Es algo que se acaba abriendo paso a pesar de las trabas sociales que nos inundan con la necesidad, muchas veces adquirida, de tener antes que vivir experiencias o lograr cierta estabilidad que garantice un futuro.

Éstos aspectos pueden influir e influyen a la hora de decidir tener hijos pero, en mi opinión, no pueden acallar el deseo de hacerlo. Porque este deseo se transforma en una llamada que clama desde lo más profundo y, aunque comience difusa, una vez que surge es ineludible. Sientes la vida queriendo abrirse paso en ti, brillando en ti, llamando a ese nuevo ser. Y si el amor acompaña, tus sentidos se despiertan, te vuelves hermosa, repleta de sensualidad, se te afina el pensamiento gracias a la intuición que comienza a practicar, se te vuelca la mirada y destilas ese deseo por cada poro de tu piel. Desde ese instante, una mujer se siente preparada para recibir a la pareja escogida y fundirse en el momento en que sucumban cómplices a esa sintonía que uno solo no puede danzar. A partir de entonces, algo comienza a vibrar alrededor de ambos, envolviéndoles, acunándoles, protegiéndoles tal vez. Algo que proviene del interior mismo de la mujer, el hechizo de la creación en su estado más puro, una verdadera revolución de energía, explosionando partículas de vida, centellas de nuestra esencia entrelazada. Esta magia única se acurruca en su vientre palpitante y cálido, mientras los amantes se miran, se besan o reposan con los cuerpos aún latentes.

Cuando sentí esta llamada imperiosa fui dejando que floreciera mi interior, cantándole nanas para adormecerla con mi mente receptora de esos ecos sociales que te indican cómo y cuándo “deben” tener las cosas lugar. Y así mi deseo floreció y floreció hasta que esas rosas brotaron de mi boca al querer hablar, de mis manos al mostrar las palmas y mutaron la forma de mis pupilas. Deseoso, todo mi interior aguardaba acogerse en el cuerpo y mente de mi compañero y cuando nuestros deseos se encontraron, creí que nunca más volvería a pasar, que al convertirme en madre esa llamada de mujer, esa necesidad de tomar las riendas de nuestra naturaleza y escucharnos, se había cumplido.

Y ahora me sorprendo al comprender que no se corresponde con una única vez sino que es un sentimiento que emerge de nuevo, recobrando su fuerza y su encanto cuando vuelves a sentirte preparada. Por segunda vez ese impulso visceral se va apoderando de mí y se entremezcla con mi día a día, asaltándome con pensamientos y sensaciones que me hacen resonar, que no puedo camuflar porque son inconfundibles. Van más allá de extrañar  la maravilla de sentir la vida en mi vientre, hablo de notar como esas rosas sin espinas se van adhiriendo a las paredes de mi útero de nuevo, cómo se van abriendo camino hacia arriba y hacia abajo, acariciándome por dentro y desprendiendo ese olor intenso en su danza de atracción. Y yo, aun comprendiendo que no es un buen momento, me pregunto cuántas nanas sabré cantarle a mi instinto, a mi cuerpo de mujer, que comienza a sentirse ligero de nuevo, grácil, hermoso y voluble con su poderosa sexualidad. Sabiendo que esas flores alcanzarán de nuevo mi voz, mis manos y mis pupilas para recibir el néctar de esa nueva vida a la que mi alma de madre ya llama.




Colo Villén



42 comentarios:

  1. Ay Cocolina, nos estás diciendo que quieres ser mamá otra vez? Qué maravilla!
    Qué forma tan poética de describirlo.
    Yo a veces lo he sentido después de tener a mi pitufa, pero luego se disipa...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ay nena qué bonito escribes... ains... que me dan ganas solo de leerte! Es que hija ultimamente no soy capaz de leerte sin que se me ponga el ojo húmedo... :) Un beso gordo!

    ResponderEliminar
  3. Y cuando ese deseo nace y por cualquier caso no es posible, como por ejemplo que no haya pareja, las rosas empiezan a tener espinas, muchas espinas...

    Sería precioso que la pequeña cereza tuviera un hermanit@ :-) Mil besos linda!

    ResponderEliminar
  4. Oh Colo, que alegría lo que nos cuentas! No me puedo ni imaginar las cosas preciosas que saldrán de ti en ese estado de máxima sensibilidad :) Un besazo enorme mujer preciosa!

    ResponderEliminar
  5. Sos realmente una poeta...Me pones la piel de gallina cada vez que te leo... Conozco bien el sentimiento que describis... Y asi como lo haces...hasta dan ganitas de nuevo! ♥♥♥ Un besoton!

    ResponderEliminar
  6. ¡¿¡una nueva alma rondándote!?!
    pues Coco, ¡ya eres mami de nuevo! ;-)
    bebe de la fuente de la vida, disfruta de la concepción consciente… ¡me alegro tanto por ti, por vosotros!
    Abrazos instinto maternal!

    ResponderEliminar
  7. Guaaaauuuuuuu Colo, estoy emocionada... No la había leído porque últimamente tengo el blog abandonadillo, Carol me ha traído hasta aquí, y me encantas!!

    La Mujer que siente la llamada de su útero, no lo silencies demasiado, por favor, porque eso es la magia de la Vida.

    Como Carol te digo, que no puedo esperar a que estés en ese estado de máximo esplendor para brillar más aún de lo que ya lo haces con esa sensibilidad que desprendes, y esas bonitas palabras que siempre me emocionan.

    Un abrazo de flores para ti, Mujer Hermosa.

    ResponderEliminar
  8. Aixxx...qué bonito es este deseo de albergar vida de nuevo...Yo creo que ya has comenzado el camino otra vez...Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Que preciosa forma de expresarlo! Me siento exactamente así. Gracias por ponerlo en palabras :)

    ResponderEliminar
  10. precioso. me has dejado sin palabras. adelante, que no te frenen!

    ResponderEliminar
  11. Has sabido describir algo que con palabras normalmente no se puede. Mucha suerte y que todo salga como deseas!

    ResponderEliminar
  12. Carol, sí, así lo siento desde hace poquito. Alguna otra vez me ocurría eso mismo que tú describes, sin embargo ahora, ha ido tomando otra forma. Todo evoluciona y probablemente sea un sentimiento que continuará tomando fuerza en tu interior poco a poco, pero eso sólo tú podrás sentirlo. Gracias por tus palabras! Besos miles


    María, pero qué cosa más bonita y emotiva me dices! A ver si voy a terminar yo también con los ojos húmedos... :) Gracias preciosa!

    ResponderEliminar
  13. Drew, lamento que de algún modo vivas esta espera con cierta tristeza y espero que esa pareja que te hará vibrar te encuentre para dar rienda suelta a esa gran madre que serás, mujer hermosa :) Besitos dulces


    Carol, gracias amiga! Ay, más sensible casi no puedo ni imaginarme yo tampoco :) Un beso gigante gigantísimo

    ResponderEliminar
  14. Bren, gracias por acompañarme en este camino y por las cosas que me dices. Me emociona emocionarte ♥
    Gracias también por compartir en dos líneas que sentiste en tu momento lo mismo que ahora vivo yo... siempre puedes animarte a ampliar tu linda familia y para mí sería precioso
    haberte animado :)Beso enorme


    MaGiA, me ha entrado ese cosquilleo en el estómago al leerte, al decirme que ya era madre, es un cúmulo de emociones tan fuertes que me he sentido pequeña por un momento. Gracias por acompañar con tu luz este instinto maternal, me mantendré bebiendo de esa linda fuente que me muestras hasta que llegue el precioso momento. Gracias ♥

    ResponderEliminar
  15. Carol, preciosa! Es un placer tenerte cerquita siempre, en mi corazoncito sobre todo. No sé cuándo abriremos de nuevo las puertas a la (p)maternidad pero lo que sí sé es que cuando este sentimiento va tomando forma de algún modo las cosas se van alienando para poder darle salida. Gracias por tus palabras, tú si que eres Hermosa!


    Mo, así es, creo que me hallo al principio de ese camino y me siento emocionada por ello. Gracias, un beso!

    ResponderEliminar
  16. Vivian, muchas gracias! Qué precioso que en tu interior estos mismos sentimientos se abran paso. Bonito poder compartir esto contigo. Un abrazo


    Mamá Nortina, gracias preciosa! ♥

    ResponderEliminar
  17. Madres cabreadas, gracias! me emociona que me des ánimos porque te aprecio mucho! Un beso


    María M., me alegra haber descrito algo que conoces :) Gracias por tus buenos deseos, sentir que algo comienza ya es estar en el camino. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  18. Cocolina me han encantado tus palabras, tan bonitas, tan sinceras.... ese sentimiento cuando vuelve a resurjir en una mujer, es muy dificil frenarlo. Somos la naturaleza, no podemos ir contracorriente.... siempre tenemos que dejar llevar nuestros sentimientos , hasta donde nos haga felices!!! Que nada te frene , en ese momento tan especial que sientes.... Un beso fuerte!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Hay mi Coco.. que lindo, que facilidad de palabra, que inspiradora.. que poeta!. en verdad, tanto que me hace resurgir ese deseo internos a mi también.. pero mi naturaleza no me lo permite más.. espero que tu llamado se dé y que las nanas no las tengas que seguir acallando. Un enorme abrazo de oso.. doy gracias por haberte encontrado en mi camino . :)

    ResponderEliminar
  20. Ay Colo, que me huelo que el 2012 traerá muchas sorpresas en el mundo de la blogosfera ;-)
    Yo también ansío ser madre de nuevo. Ojalá podamos cumplir pronto nuestros sueños

    ResponderEliminar
  21. Qué preciosa forma de convertir en palabras un sentimiento! Yo hace bien poco, como bien sabes, sucumbí a ese impulso, y aquí me tienes, con 3 niños y feliz de la vida!
    Así que nada de frenar impulsos! que los miedos siempre van a estar ahí pero con amor todo se lleva mejor!
    Un besito enorme!

    ResponderEliminar
  22. Me he emocionado al leer tu entrada. No dejas de sorprenderme cuando describes de forma tan hermosa y tan precisa sentimientos que seguramente todas hemos experimentado.
    Yo tuve un instinto maternal feroz desde hace muchos años y por temas laborales lo pospuse demasiado tiempo. Ahora creo que tenía que haber esperado menos y que no hay que planear tanto las cosas, sólo vivirlas.

    ResponderEliminar
  23. Ese deseo es uno de los sentimientos más hermosos que he vivido, se apodera de ti y crece hasta que se transforma en una nueva vida que se va gestando en tu ser y que alcanza toda su plenitud cuando por fin tienes a tu hijo en brazos. Y cuando crees que ya no es posible amar más, descubres que el amor por tu hijo crece con él.
    Disfruta de vivirlo de nuevo. Un beso

    ResponderEliminar
  24. Ay Coco que lindo escribes. Andará por ahi cerquita un almita nueva. Yo me identifico con este post tuyo, me estan rondando las ganas de un nuevo bb tambien...muy, muy lindo =)

    ResponderEliminar
  25. Eva, tesoro, todo llegará por el momento siento que necesito reposarlo y dejar que siga creciendo este deseo. Gracias por tus palabras! Besitos

    Cata, qué bonitas cosas me dices...Gracias! Mira que sería un honor que aumentaseis la familia después de leerme! jeje Yo también celebro este precioso encuentro entre nosotras. Mil besos

    ResponderEliminar
  26. Silvia, qué me transmites que el deseo también brota en ti? Maravilloso!!!! Gracias por tus buenos deseos que también te envío de vuelta! Besos


    Marta, siempre son entrañables para mí tus visitas :) Fue maravilloso conocerte cuando vivías un momento tan hermoso y especial y poder continuar haciéndolo... si sigues dándome ánimos quién sabe si no viviremos la situación a la inversa... Besitos!!

    ResponderEliminar
  27. Marián, muchas gracias por tu cariño y tu sensibilidad. Alguna vez también pensé que hubiera sido mejor haberlo hecho antes pero desde que comprendí que de haber sido así no sería esta niña tan preciosa la que tendría en los brazos. Ella sería otra, yo sería otra y todo mi mundo actual probablemente también lo sería... y así llegó la calma a mí. Millones de besos


    Mousikh, cuánta razón tienes, cuando crees que no puedes amar más ocurre. Qué hermosa manera de vivir siempre enamoradas!! Gracias guapa, muchos besos

    ResponderEliminar
  28. Mica, qué bonito que te veas en mis palabras y sensaciones... qué disfrutes ese resurgir de algo tan femenino y hermoso ♥. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  29. Cocolina... qué bonito. Has descrito a la perfección lo que sentí yo. Recuerdo la sensación de querer ser madre a los 15 y de tener el deseo dentro sin escucharlo porque aún era muy joven! Imagínate! Pero un día encontré a LA persona y el deseo se hizo tan evidente, tan claro, que sólo pude escucharlo y sentirlo... hasta que llegó Laia. Y una cosa tengo clara; no tendré otro hijo si ese mismo deseo no surge otra vez en mi. No lo tendré ni por lo de los hermanos, ni para tener 2, ni para que nuestra hija "juegue" con un peque... Sólo volveremos a ello si los dos sentimos el deseo de engendrar otra vez, si sentimos ese deseo de volver a crear juntos... Los segundos hijos también se merecen que sintamos eso por ellos, ¿no crees? Sentirse deseado aún antes de instalarse dentro del útero... Sentirse "llamado", "imaginado", "pensado", "sentido"... qué bonito tiene que ser...
    Celebro que lo sientas... y ojalá el "mundo de la rueda" deje florecer lo que hay en tí. En bebé que os espera se merece una mamá como tú! :)
    No, no es un buen momento para criar, sin duda. Pero hay llamadas que no pueden desoirse.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  30. Ay qué bien, Colo! Y qué forma de ponerles color a tus palabras, precioso!
    Todavía no siento la llamada de nuevo, pero veo que la sentiré, como tú lo cuentas... Un abrazo y disfruta de este nuevo florecimiento hermosa!

    Noraya
    "El Rumor de las Libélulas"

    ResponderEliminar
  31. Leí esta entrada hace unos dias y no fui capaz de contestarte. Me puse a llorar, y es que jamás había leído una manera de describirlo tan hermosa, y al mismo tiempo me siento tan identificada contigo...
    Aún ahora tengo un nudo en el estómago, la llamada comienza su clamor pero necesito saborearla, vivirla poco a poco, a ratos siento que mi bombón me necesita tanto... Demonos tiempo para que esto germine

    ResponderEliminar
  32. Míriam, es una manera de esperar a que lleguen esas flores de nuevo. Yo también lo creo así, todo lo que se haga con amor y convencimiento siempre nos resultará más gratificante y en el caso de un hijo aún más. No sé si ese deseo inconfundible regresará a vosotros pero lo sí puedo asegurarte es que resurge. Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario y visita, siempre un placer.

    ResponderEliminar
  33. Noraya, muchas gracias preciosa! Sí, estoy convencida de que lo sentirás de un modo muy similar, tienes una gran sensibilidad y será maravilloso leer tus emociones entonces. Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  34. Érase una vez, linda, ahora soy yo la emocionada!! No te imaginas lo hermoso que es poder revivir estas sensaciones tan especiales y únicas contigo, sabiendo que nuestras niñas se llevan apenas unos días. Ritmos de mujer tan similares, qué bonito, me emociono! Yo también siento que debo dejar reposar un poco las cosas, por dentro y por fuera, a ver si las circunstancias nos sonríen un poco más. Millones de besos, me hace muy feliz que sientas lo mismo ♥

    ResponderEliminar
  35. Si si que bien te expresas y que bonito y yo también te entiendo en esa manera de sentir y en las ganas de mááááássssss ) ) ) ) ) ) ) )

    ResponderEliminar
  36. El milagro de la vida floreciendo a través de tus palabras y de tu cuerpo! Hermoso, lo voy a recomendar en el Twitter de Pequeño Gran Humano :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carla! Muchas gracias por tus palabras y también por compartirlo :)
      Un abrazo gigante

      Eliminar
  37. Cuanto más te leo, más cosas me mueves por dentro. Parece que escribes desde el nirvana emocional. Te admiro profundamente y me siento plenamente identificada con esa belleza que describes. Eres increíble.
    Un abrazo de aquí a la luna.

    ResponderEliminar
  38. Hola, muy bien explicado, tengo ese mismo deseo desde niña, pero ahora que tengo 31 años, se va aflorando mas, es mi sueño, Ojala dios me de ese regalo, no pierdo las esperanzas, de convertir ese sueño realidad, y darle a mi hijo todo mi amor y ser feliz al verlo feliz, Gracias
    Um saludo a todas.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario ♥